La aritmética tras el superequipo de LeBron

Desde un tiempo a esta parte, se está hablando mucho sobre el posible superequipo que conformarían los miembros de The Brotherhood (la hermandad en español). Y es que desde que LeBron James prendiera la mecha con unas declaraciones en las que aseguraba que estaba dispuesto a bajarse el salario para reunirse con Dwyane Wade, Carmelo Anthony y Chris Paul en un mismo equipo, los rumores no han hecho más que crecer y crecer.

Por si no era suficiente con esas palabras de LeBron, que han causado cierto malestar en Cleveland, Carmelo Anthony también apuntilló que él, por su parte, también estaría dispuesto a rebajar sus honorarios. Otro que se ha sumado al carro es el siempre polémico J. R. Smith, que ha declarado que si ese equipo se llega a conformar algún día, espera que le guarden un puesto.

Cuándo, cómo, dónde y por qué

Empecemos por la pregunta más sencilla: ¿por qué? Estas cuatro superestrellas se conocen desde hace mucho tiempo, son amigos más allá de las canchas y pertenecen a una misma generación, todos son nacidos entre el 82 y el 85 (el mayor es Wade y el más joven, Paul). Todos ellos son unos ganadores y unos jugadores de mucho peso en la liga, que ya saben bien lo que es jugar juntos puesto que han compartido selección durante años. La idea de combinarlo a todos en un mismo plantel nos hace, cuando menos, salivar y frotarnos las manos, más allá de nuestros gustos personales.

d_wade_vacation

¿Cuándo? Seamos francos, de suceder, algo que se antoja remoto, no sucedería muy próximamente. Simplemente, salvo movimientos un tanto extraños en la liga, los números no cuadran. El único escenario que veo factible es cuando la época de esplendor de estos jugadores haya concluido pero aún mantengan un alto nivel de competitividad que, aunado con la experiencia y la habilidad de todos ellos, pueda hacerles llegar a competir por el anillo a la par que disfrutan en la pista.

Sin embargo, soñar es gratis. Ya lo dijo el propio Carmelo hace tan solo unos días. Así que para responder al cómo y al dónde, vamos a ponernos creativos y tirar de improbables que no imposibles:


Situación contractual

  1. LeBron James: Tiene un año más de contrato pero es opción de jugador. Este verano podría convertirse en agente libre restringido y el año que viene en agente libre sin restricciones.
  2. Dwyane Wade: Agente libre sin restricciones este mismo verano. Firmó el año pasado por un solo año.
  3. Chris Paul: Le quedan 2 años de contrato pero tiene una opción de jugador que podría hacerle agente libre restringido en verano de 2017.
  4. Anthony: 3 años aún de contrato por delante. Opción de jugador para hacerlo un año antes y ser agente libre restringido en 2018.

070715-NBA-wade-james-anthony-paul-LN-PI.vadapt.664.high.14


2016

Dentro de lo rocambolesco, quizá esta posibilidad es la que se lleva la palma. La temporada que viene el tope salarial asciende a 90 millones. La única forma que concibo es la que apunta Sports Illustrated, que daría con los 4 en Nueva York: en primer lugar, Wade y ‘Bron tendrían que recortarse muuuuuuucho sueldo para firmar como agentes libres en Nueva York. Para hacerse con Paul, a los Knicks solo les quedaría la opción del traspaso, que por fuerza debería incluir al bueno de Porzingis. En resumen, una locura.

2017

El tope salarial sigue subiendo, ya se sitúa en 100 kilos. Lo más factible sería que los cuatro mosqueteros se reunieran en esta ocasión en los Clippers. Así iría la cosa: Dwyane Wade firmaría un año más con Miami y LeBron ejercería su opción con los Cavs para la 16/17, por lo que ambos serían agentes libres en 2017. Chris Paul debería salirse de su contrato para volver a firmar con los Clippers pero recortándose el salario (puesto que ese año cobrará unos 24 kilos). Por último, los Clippers deberían hacerse con Melo vía traspaso, ofreciendo a uno de sus dos jugadores de más valor: Griffin o DeAndre. De nuevo, un proceso muy complejo y con demasiadas posibles variantes.

2018

A partir de este año es cuando la cosa empieza a tildarse de más real. Las posibilidades son múltiples, puesto que tanto LeBron James como Dwyane Wade y Chris Paul podrían ser agentes libres ese verano. Solo quedaría que Carmelo no ejerciera su opción con los Knicks y que algún equipo diera cabida a las pretensiones económicas de todos ellos (teniendo en cuenta que todos rondarán ya los 34-35 años) y que además los pueda rodear de un equipo joven y competitivo que aliente a The Brotherhood a hacer un último esfuerzo que se antoja, a priori, cuando menos interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *